avatar

Herpes zóster (o culebrilla), mitos, síntomas y más...

Herpes zóster (o culebrilla), mitos, síntomas y más...

Estas se refieren a una clase de afección que es ocasionada por el germen de la varicela zoster, el cual es el mismo que genera la varicela....

Publicado 24 días en Construcción.

94 Puntos de vista

Estas se refieren a una clase de afección que es ocasionada por el germen de la varicela zoster, el cual es el mismo que genera la varicela.

Luego de haber padecido varicela el germen continuara en el organismo. Incluso llama la atención que puede perdurar en la persona y transcurrirán años sin ocasionar problemas, ya cuando haya transcurrido bastante tiempo la persona ha envejecido, y existe la posibilidad de que el germen reaparezca, pero esta vez como herpes zóster. 

Lo más común es que ocurra en persona con más de 50 años de edad, entonces como podrás comprender toda aquella persona que haya tenido varicela ésta en riesgo.

¿La culebrilla puede ser contagiosa?

No resulta ser contagiosa, aun así, si la alguien posee un sarpullido de culebrilla es capaz de contagiar a otra persona que nunca haya padecido varicela

Esto por lo general pasa en niños, quienes pueden contagiarse de varicela en vez de herpes zóster.  Ésta afección se contrae por medio del tocamiento directo con el sarpullido, no puede contagiarse por el aire.

Síntomas o signos de herpes zóster

Los primeros síntomas del herpes o culebrilla implican dolores punzantes, picazón, ardores y dolor, por lo general a un lado del rostro o el cuerpo. Ya en muchos casos se han dado cuenta de que el dolor puede ser ligero, pero en otros afanoso.

Las erupciones y llagas pueden surgir aproximadamente 14. La culebrilla puede llegar a aparecer en el rostro, si, aunque sea difícil de creer, se pueden ver como victimas el oído o la vista. El dolor que produce la culebrilla puede durar días, meses y hasta años cuando ya las llagas han sanado totalmente.

¿Existe alguna cura para el herpes?

Penosamente no existe aún la cura para el herpes zóster.  Los medicamentos a tiempo pueden ayudar a controlar el germen, también pueden a evitar el dolor que además es Insistente.

Existe una vacuna para evitar la culebrilla o al menos reducir su consecuencia. Pero dicha vacuna se aconseja administrarla en individuos de 60 años o más.

¿Qué otras complicaciones puede tener la culebrilla?

Algunas complicaciones de la culebrilla son más comunes en personas que tienen laceraciones cerca del ojo.

Si la culebrilla está cerca o en los ojos el paciente debe acudir específicamente al oftalmólogo sin perder tiempo de lo contrario pueden padecer afecciones muy dolorosas y corren peligro de perder la vista.

Algunos de los síntomas son inflamación y enrojecimiento, si en algún caso se ve afectada la córnea es indispensable un método para impedir que queden secuelas y evitar daños peores como la pérdida del ojo. Ésta afección es capaz de matar las células nerviosas atienden a la luz. Esto se conoce como necrosis retiniana aguda.

Las afecciones por la culebrilla cerca o dentro del Oído pueden dañar la audición y el equilibrio. Esto puede causar daños irreversibles.

Hay casos muy raros donde la culebrilla puede llegar a regarse en el cerebro o médula espinal y ocasiona fuertes complicaciones cerebrovasculares o meningitis.

Los individuos que padecen ésta enfermedad deben ir al médico urgentemente si ven que hay sintomatología neurológica aparte de la zona del primer episodio de la culebrilla. Las personas que presentan inmunodepresión a causa de VIH o por medicinas, son más propensas a complicarse gravemente.

Fin de los mitos sobre la culebrilla

Sobre el herpes o culebrilla se han dicho muchos mitos, que con la nueva aparición de la nueva vacuna merecen la pena aclarar.

Puede que la consideración popular se centrara en la culebrilla porque es una afección muy lastimosa, que de hecho ya en su nombre se encuentra el primer mito.

Los gauchos de pampa, le dieron ese nombre porque pensaban que la inoculación la creaba el veneno que expulsaba la culebra al pasearse entre las ropas que estaban en los tendederos, y que cuando los gauchos usaban las ropas ya secas y con veneno adquirían la culebrilla

Ya hace tiempos atrás se sabe que la culebrilla o el herpes zóster lo produce el germen de la varicela. Personas que hayan padecido varicela o hayan tenido algún tipo de roce con éste germen son los primeros aspirantes a contraer la culebrilla

En argentina una de cada tres personas la padecen. Se determinan cerca de 100 mil sucesos al año.

 El asunto es que al pasar de los días el sistema inmunológico se va debilitando y el germen que se mantiene encubierto en loa ganglios se puede volver a aparecer, ocasionando laceraciones y llagas muy dolorosas.

Etiquetas: herpes, herpes zoster, salud,